lunes, abril 28, 2008

Llegan un hindú, un judío y un argentino a un hotel de un pueblito y piden un cuarto para tres.

- Solo me queda un cuarto pero es para dos, pero si no les incomoda tengo espacio en el establo para
que uno se duerma ahí.

Los tres individuos deciden tomar el cuarto y en eso dice el hindú:

- Si quieren, yo me voy a dormir al establo y ustedes duermen en el cuarto.

A los cinco minutos tocan a la puerta del cuarto:

- ¿Quién es?

- Soy el hindú, lo que pasa es que en el establo hay una vaca y como es un animal sagrado para
nosotros, no puedo dormir donde duerme una vaca.

En eso el judío dice:

- No se preocupen, si quieren, yo me duermo en el establo.

A los cinco minutos tocan a la puerta del cuarto:

- ¿Quién es?

- Soy el judío, lo que pasa es que en el establo hay un cerdo y es un animal desagradable para
nosotros, no puedo dormir donde duerme un cerdo.

En eso el argentino dice:

- No se preocupen, yo me iré a dormir al establo.

A los cinco minutos tocan a la puerta:

- ¿Quién es?

- Somos la vaca y el cerdo… ¡¡no mamen!!

4 comentarios:

Tejuinera dijo...

JAJAJA!! Le entendi perfecto.

Le olian las patas al argentino, eda? jajajajaja

Chidisimo el chiste!! machin!! jajajajajaja!!!

lolita dijo...

jajajaja


;)

Ian Aleksándrovich dijo...

Usté, usté es buena.
También él.
También ella,la niña.
Y el judío.
Y el hindú.

Pero faltaron el gringo y el mexicano, esos chistes necesitan llevar un gringo y un mexicano para saborearlos mejor.

Saludos desde la hoguera

lolita dijo...

oh! perdon, olvide decir .... el camarero era el mexicano .... y los cerdos los gringos.


jejejeje


:P