domingo, noviembre 08, 2009

un sábado cualquiera

Solo hay que darle tiempo al tiempo – dicen los que no saben que decir pero se aferran a darte ánimos innecesarios-; Yo ya he esperado y desesperado – es mi respuesta favorita-. Lo cierto es que hasta hace poco me di cuenta que realmente necesito aprender a ser paciente, aprender a leer y tomar un libro como compañía.

Justo en este momento que decido aguardar, cambiar de hábitos y disfrutarme a mi misma; recibo el mensaje que tanto busque la semana pasada en mi Mobil, me percato de la llamada perdida que no alcance por estar dormida. Sonrío y me emocionó de nuevo – mi corazón late de felicidad – y pronto entablamos una charla que duro para mi gusto muy poco tiempo, pero para mi servicio ya era el limite….

…Sentada bajo el frondoso árbol les veo venir, no dejan de mirarme y yo tampoco disimulo; les veo alejarse, no les quito la mirada – se detienen para voltear a verme – sonríen y se alejan. Regresan y se posan a escasos cuatro metros frente a mi a platicar, reír, mirarme, aconsejarse, se retiran. Me distraigo y me ocupo de mis asuntos, luego cuando estoy a punto de entrar a casa nos cruzamos nuevamente en el pasillo; bajaba las escaleras – su acompañante ya no estaba presente – me arroja una de las mas grandiosas sonrisas con un par de hoyuelos, no hago mas que devolverle el gesto…

…Charlando en la obscuridad suena mi teléfono, ¡Hey nena!, reconocí esa ronca voz inmediatamente – aunque ahora estaba mas ronca que nunca- ¿cómo estas, que cuentas? Estoy enferma – me informan que no podrá estar aquí para mi cumpleaños, ni para el fin de semana, ni el subsecuente- “siempre se me estropean los planes contigo” no te preocupes – le digo – recupérate pronto, cuídate y que tu familia este bien también…

…Se destacaba entre la multitud, de verde brillaba en medio de la pista, saltaba, se estiraba, meneaba la cabeza y su cabello lacio y húmedo le acompañaba con hondas al ritmo de la música, me detectó y no dejaba de cantar mientras bailaba mirándome fijamente a los ojos como si no existieran esas diez personas entre nosotras. Lady Gaga acelero mis beats y prendió la adrenalina en mi cuerpo, salte, me moví y sentí como el ritmo me recorría; mi cabello ya seco volvió a mojarse, sude, me hidrate, me agite, sentí como mi cuerpo se paralizo y todo fue en cámara lenta cuando paso junto a mi para repegarse y sentirme – el tiempo se normaliza y respire profundo para percatarme de ese aroma tan distintivo que portaba -. Hola soy Gaby, dile a tu amigo y vengan a unirse con nosotros…

…El timbre de un teléfono me despierta, no era el mío, Fer se pone de pie para prepararse y salir a desayunar; en pocos minutos estaba yo a solas, en la sala como mi dormitorio, disfrutando de los últimos minutos de hueva; recapitulando en mis actividades del día, organizando mi horario, cuando suena el timbre de la puerta, abro los ojos y miro el techo – es aquí donde timbraron? Nunca timbran en esta casa?- me pongo de pie arrojando las sabanas al suelo a mi paso –. No pude ni abrir la puerta cuando por la ventana ya me estaban saludando; era blanca, cabello obscuro, un corte hip-punk corto y con unos detalles largos, lentes cuadrados de pasta ámbar oscuros, cara limpia sin maquillaje … esos ojos los reconocí, inmediatamente sin conocerle sabia quien era, pero se veía tan distinta a la imagen que me habían presentado. “Hola, se encuentra FER?” – mmm , no, salio a desayunar con unos amigos- “a, ok, bueno” – tienes su teléfono para contactarlo? Quieres dejar algún recado?- “gracias, le marco” me dijo mostrándome su teléfono mientras se retiraba…

¿Quién dice que el amor no toca a la puerta de tu casa? … jajajaja

Me doy cuenta que todas las posibilidades están al alcance de la mano, cuatro personas distintas, cuatro escenarios distintos – y todo en un lapso de 24 horas- cuatro posibles rumbos a dispararse. Ninguna me ha pedido o dado nada, es mas la mayoría ni mi nombre conoce y tal ves en estos momentos ni me recuerde. Solo digo, la vida es tan pequeña y el mundo tan grande como para lamentarse y sentarse, en ves de recorrerlo y disfrutarlo. Yo por ahora sigo “no disponible”, pero bienvenidas sean todas y todos los que con una sonrisa, un “hola”, una mirada levantan mi ego y me hacen sonreír.

Aun así – sin ego que alimentar- mi corazón late por la que no ve, la que conoce por dentro, la que extraña en su ausencia, la de las manos pecosas.

La vida es bella y no me canso de vivirla

5 comentarios:

El Fhercho dijo...

y luego quien lava las sabanas...


NO TE VAYASSSSS¡¡¡¡¡¡ brodaaaaa...

Trancing Queen dijo...

bonito bonito!!
saludos ;)

jess dijo...

Qué bonito post L!!!!

Cuando uno se percata de que la vida es bella, el mundo, simplemente te devuelve la sonrisa.

Un abrazototototote!!

Spora dijo...

HUYYY QUE PADRE, VA A SER TU CUMPLEAÑOS, FELICIDADES, SIEPRE PASOA LEERTE, NO TE HE ESCRITO POR QUE ESTOY PASANDO POR UNAS COSILLAS QUE YA TE CONTARE, FELICIDADES Y QUE LA PASES BIEN!

Lolita dijo...

Fer, ya hombre perdóname la vida!!!

Tracing Queen; gracias, gracias y saludos.

Jess; Ese es el secreto de la vida... :D

Spora; hey, que grato verte.

:D