viernes, diciembre 18, 2009

Hogar dulce hogar

Me gusta llegar a mi departamento y respirar lo limpio que esta, encender la luz del pasillo y ver como los pisos reflejan la luz de lo limpios que están.

Entrar al baño y ver que toda esta nuevamente en su lugar correspondiente y que no hay cabello alguno estropeando el orden. Las cortinas nuevamente corridas, la ventana permitiendo la entrada del aire fresco del bosque, los espejos sin mancha alguna, las toallas en su lugar y siempre papel higiénico en el dispendio.

Me gusta ver mi cocina limpia y libre de trastes sucios, no importando como la haya dejado esa mañana, libre de manchas de aceite o grumos de sal.

Me gusta entrar en mi habitación y que mi ropa este ordenada, el cesto este en su lugar, mi closet este impecable, mi escritorio despejado y mi cama tendida. Me gusta saber que todos los jueves llegare y no habrá mas ropa sucia y que lo que va colgado esta en ganchos y que no tengo que planchar nada por que todo ya esta hecho por mi.

Me gusta saber que habitación siempre huele a limpio y mis sabanas siempre están frescas, me gusta tener mi almohada favorita siempre en su lugar apropiado y saber que si hace frio siempre hay una frazada a la mano.

Llegar a mi departamento es uno de los placeres después de un arduo día de trabajo.

. . .

Precisamente anoche llegue y me percate de todo ello que escribí – creo que fue el resultado de una larga plática bien merecida con uno de mis mejores amigos-; llegue relajada y pensé, que chida se siente tener quien te limpie tu casa todos los días – el valor agregado que le da la calidad de vida, no tiene precio-.

Justo me dirigía a mi cama cuando de pronto recordé lo que había olvidado debajo de la sobrecama – puta! Que descuidada; me dije – abro las cobijas y busco debajo de ellas, arrojo una almohada y no encontré nada, muevo la siguiente y nada tampoco. Volteo al escritorio, a la silla, al closet a tratar de encontrar algo entre los peldaños que no fuese su sitio.

Incrédula de lo que estaba apunto de presenciar, voy, busco y ahí se encontraba, limpio y en su lugar.


Y yo estoy con cara de wuuuuuuat!

1 comentario:

El Fhercho dijo...

Te le sacaron punta? o solo te lo limpiaron?