lunes, abril 07, 2008

Nota Mental: Tengo que enfrentar mis miedos y aquellas cosas que me hacen ser la persona que no quiero ser y la persona que no agrada a mi familia.

Hoy leí por ahí, sobre la carta que fue escrita a un padre y la verdad sentí envidia. Envidia de tener algo que compartir con tu padre, al grado que te inspires en escribirle –aunque las palabras no salgan, aunque no le cuentes tus verdades- tener un recuerdo único entre tu padre y tu … sentí un vacio, no por no tener ese lazo entre mi padre y yo, sino por que tampoco lo tengo con mi madre aun así que con ella trato y nunca pierdo contacto.

He huido toda mi vida de las cosas que no me agradan, nunca fui hipócrita ni mala carienta con la gente que me rodea; simplemente si perdía el encanto, me alejaba; me he alejado de mis amigos, me he alejado de mi familia, me he alejado de aquella persona que alguna vez fui.

“No dejemos que nos separen las cosas que no valen la pena” … cuando le leí decir eso, he sentido dentro de mi una llamada de atención. Hey! Que haces, no te derrotes, no te canses sigue este curso tal como siempre has sido, tu misma, ama con todo lo que tienes para amar y no dejes que tus miedos y frustraciones te engañen con pensamientos atormentantes.

Antier dormimos juntas nuevamente, abrazadas literalmente toda la noche, no hubo calor, ni sabanas estorbosas, mi hombro fue su almohada y mi brazo su cobija; mi cuerpo entero su osito de peluche al cual abrazar y hacer coi coi coi … desperté como siempre admirándola dormir, pero ahora estaba aquí junto a mi. Le disfrute tanto que no extraño ni tantito aquella época donde no podía dormir si no estaba ella en cama también, donde me aferraba aquel ritual nocturno.

Es curioso, hoy en día tenemos una habitación tamaño loft, con dos camas a diferentes niveles. Ya no podemos definir cual pertenece a cada quien, simplemente donde caiga esta bien para dormir. A veces nos acostamos juntas otras no, a veces literalmente juntas en una cama aunque despertemos cada cual en otra, ya el dormir no es cosa de pareja, sino es un acto individual como siempre debió ser –oh! Aunque me duela admitir…. Nena, como siempre tienes la razón.



El inicio y el final de lo anterior parecen escritos totalmente diferentes. Pero en realidad van muy de la mano. Mi miedo mas grande son los cambios, no se como tomarlos y tiendo a huir de ellos y lamentablemente me aleje de mucha gente que realmente aprecio y amo.

2 comentarios:

rizoma dijo...

Tu post me ha llegado. Yo también le escribí una a mi padre. Y para mi también fue difícil. Hay cosas que se atoran. Inténtalo algún día, al menos es buena catársis.

Eso de que te vas cuando se pierde el encanto, es tan cierto. Si algún día tienes la cura a ese mal pásamela yo aún no puedo conservar.
Ustedes son lindísimas,-juntas y por separado- una inspiración. Nunca se pierdan, que el amor triunfe porque tienen un diamante :)

lolita dijo...

Hola Rizoma ... muchas gracias pr tu comentario ... realemente me halaga ...

Saludos
:)